Search our Site

Índice del artículo

 

research 002

Los proyectos que desarrollamos en CISeAL tienen como objetivo mejorar la salud y la calidad de vida de las poblaciones expuestas a enfermedades infecciosas y crónicas, como la enfermedad de Chagas, dengue y malaria.

A través del trabajo conjunto entre nuestros investigadores y colaboradores internacionales, nuestros esfuerzos por comprender y combatir las enfermedades infecciosas y crónicas dan mejores resultados. Nuestro compromiso científico y social va más allá del estudio en el laboratorio y es por eso que buscamos entender, de manera holística, el contexto en el que se desarrollan estas enfermedades.
 
Si quieres saber cuál es el trabajo de CISeAL con las comunidades y cómo nuestra labor tiene un impacto positivo en la sociedad, visita:  Iniciativa Vivir Saludable 
 

 
Enfermedad de Chagas

 
Fumigación
 
 
 
 
La enfermedad de Chagas es una afección parasitaria, sistémica y crónica, transmitida por vectores y causada por el protozoario Trypanosoma cruzi. Esta enfermedad tiene una firme vinculación con factores sociales, económicos y culturales, y se la considera una enfermedad desatendida. Es una patología endémica en 21 países de las Américas, aunque las migraciones de personas infectadas pueden llevarla a países no endémicos de América y el mundo.

El principal mecanismo de transmisión es vectorial, a través hemípteros (chinchorros) de la subfamilia Triatominae (con alimentación hematófaga). Infectan a personas expuestas a su picadura, al depositar sus heces infectadas en heridas de la piel o sobre mucosas. Otras modalidades de transmisión son transfusional, congénita, trasplantes de órganos u oral. Se estima que, en la región, cerca de 100 millones de personas están en riesgo de infectarse y unos 8 millones de personas están infectadas. Además, se reportan 56.000 nuevos casos anuales por todas las formas de transmisión, que ocasionan 12.000 muertes anuales.

Más información sobre la Enfermedad de Chagas - OPS (ESPAÑOL)
 

 
Dengue

Dengue
 
La fiebre del dengue es considerada por la Organización Mundial de la Salud como la más importante entre las enfermedades virales humanas transmitidas por vectores, con una incidencia estimada de más de 50 millones de nuevos casos por año. El agente causal de esta enfermedad es virus del dengue, que se transmite al ser humano mediante la picadura de mosquitos del género Aedes. El principal vector del virus del dengue es el mosquito Aedes aegypti, una especie originaria de África que es comúnmente conocida como el “mosquito de la fiebre amarilla”, por ser también el principal vector de esa enfermedad.

Dado que hasta el momento no existe una vacuna o tratamiento específico contra la fiebre del dengue, el principal mecanismo de control y prevención de esta enfermedad es el control de sus vectores. Considerando la enorme plasticidad genética que caracteriza a las poblaciones de insectos en general (y mosquitos en particular), todo esfuerzo de control se beneficia en gran medida de información que permita caracterizar las poblaciones locales de mosquitos vectores. Pero los reportes de investigación disponibles sobre poblaciones ecuatorianas de Aedes aegypti son extremadamente escasos, por lo que se vuelve imperativo el llenar el vacío de conocimiento que existe en referencia a uno de los principales vectores de enfermedades infecciosas en el Ecuador.
 

research 015Para alcanzar este objetivo, CISeAL ha desarrollado la infraestructura y protocolos necesarios para lograr la manutención de colonias de  Aedes aegypti en nuestros insectarios, para generar el material biológico necesario que permita realizar un estudio detallado de esta especie. Actualmente, y en colaboración con grupos de investigadores nacionales y extranjeros, desarrollamos proyectos enfocados en temas como el monitoreo de resistencia a pesticidas en poblaciones ecuatorianas de Aedes aegypti y la evaluación de nuevos mecanismos de control, además de estudios sobre la fisiología y biología molecular de esta especie.

Malaria
 
La malaria o paludismo es una enfermedad causada por el parásito del género Plasmodium y transmitida por la hembra del mosquito Anopheles. Las dos especies principales que causan malaria en humanos son P. falciparum y P. vivax. La malaria es una de las causas más importantes de mortalidad y morbilidad en zonas tropicales y subtropicales del mundo, principalmente en África, donde más de medio millón de personas mueren cada año.

En Ecuador, la incidencia de malaria ha disminuido considerablemente en los últimos años (más de 99% de disminución desde el 2001) y, en la actualidad, el país se encuentra en etapa de pre-eliminación de la enfermedad. Sin embargo, se siguen produciendo brotes de malaria en ambos lados de la cordillera de los Andes y las infecciones asintomáticas son comunes. Por eso consideramos que el desarrollo de investigaciones que aporten a las políticas de eliminación de la malaria es esencial.